Poesías no image

Publicado en julio 10th, 2009 | por Lucas Reano

0

BAUTISMO COSMICO

Te regalo esa estrella,

para vivir por siempre

        en tu seno de ingenuidades.

Te la regalo.

 La ingenuidad me la llevo

a una noche de total vagabundeo,

donde un sueño despierta a otro,

para ir a la calesita.

 La calesita donde esta Neruda,

desde donde se lo ve a Hernández.

Hacia el espacio sideral.

Hasta esa estrella.

 Para manipular el fuego,

para ser uno con la luz,

para dejar las nubes atrás

y ser bautizado por lo cósmico.

 Lo mismo que bautizó a Picasso

a Frida Kahlo o Mozart

o incluso a Tim Burton.

Ahora a nosotros.

 Encendés  a la serpiente humeante de brasa

la provocas provocándonos.

Montarnos en ella nos transporta

al orgasmo no sexual del ser alado.

 Ya no comprendo lo que decís,

por tus gestos, se que vos, a mi, tampoco.

Pero estamos más allá de lo sensorial,

los haces lumínicos nos rodean.

 Ya no mas norte o sur,

se dicen nuestras almas.

Se unen en el hoy,

que es todo providencias.

 Algo realmente sucede

cuando defendemos

al fuego, la estrella, la calesita,

al gris que sale de nuestros pulmones.

 Quemé mis labios con la serpiente,

vos te hiciste llamas

que son en lo etéreo.

O en la estrella, quizás hoy, moras.

 Divago. Demoro. No estoy.

Fui a tu vientre de nuevo.

Hogar hay en la estrella o plano que ocupas.

Siento, ya mismo, el calor.

 Te incomoda, pero igual lo digo:

Gracias,

de nada,

¡y vamos de nuevo


Sobre el autor



Volver arriba ↑
  • Apoyan este emprendimiento