Artículos

Publicado en enero 27th, 2014 | por Miguel Amado Tomé

0

Caminito El Pescador

 

Había una vez….
Un pescador que quedó al cuidado de su padre.
Tenía nada más que dos años.
Mucho después cuando tenía 20 años, su madre volvió a Puerto Gaboto y allí la pudo conocer y sobrevino el perdón.
Pero Caminito el pescador, tuvo como cuna la canoa de pesca de su padre. Desde muy chico conoció todos los secretos del río y de la pesca.
Se casó a los veinte años con Esther Zeballos y allí de esa unión feliz nacieron primero sus hijos Juan y Daniel y finalmente nace su último hijo Darío.
Carlos que su fecha de nacimiento data del 17 de julio de 1939 siguió con la pesca, viendo crecer a sus hijos, dándole educación y cariño que no abundaron en su niñez sacrificada

Amaba el río y vivió intensamente la vida de pescador, recorriendo, pescando, andando cada isla, cada lugar, que conocía y amaba profundamente.

Sus versos, que se reunieron en un libro titulado MEMORIA DE UN PESCADOR, no tiene más pretensión que la de volcar sus vivencia del río, de la pesca y de la vida.

Conocí a su familia, gente excelente, ya nadie de sus hijos pesca, están dedicados al comercio allí en ese Gaboto que aman, y que fue la primera población europea en América.
También en esa tierra, se sembró y se cosechó por primera vez trigo.
Y se fundó el Fuerte Sancti Spiritu

Basta ver algunas viejas mansiones, algunas que todavía conservan a pesar de sus años esa antigua hidalguía.
Algunos soñaron un crecimiento que no fue.
Nadie sabe por qué hay lugares que parecen que van a tomar un liderazgo, porque históricamente todo indica que va a ser así, pero….siempre hay imponderables.
Algunos gabotenses de inquietud por su historia generaron una publicación que se lllama “Que nos pasó “Del Centro de Estudios Históricos de Gaboto” Puerto Gaboto. Http:// ceh- pgaboto.blogspot.com/ ( No dejen de visitarlo)

Mi objetivo es rendir homenaje a gente tan valiosa, y a Caminito el pescador para acercar, esa noble manera de andar la vida con ese otro amor, a una poesía simple, cálida.
Gracias por recorrer este recuerdo.
Miguel Amado Tomé

 

La primera poesía dice así:

 

“Si mis versos vas a leer
Te hago una aclaración,
Soy un hombre de la isla
No tengo preparación
Las cosas que aquí escribo
Me las dicta el corazón
Por cada error que encuentres
Yo te pido mil perdón

 

Lo que corre por tu cuenta
Yo te pido un gran favor
Ponele bien los condimentos
Para que tenga buen sabor
Te lo pide un amigo
Caminito el pescador…”

 

PUEBLO COSTERO
“Lindo pueblito costero
Como creo que no hay otro
Besado por el río Coronda
Ese es mi Puerto Gaboto

 

Ríos, lagunas y esteros
Con los brazos abiertos están
Al pescador y al nutriero
Que con guapeza y esmero
Andan buscando su pan

 

Hay un Cristo en la barranca
Bendiciendo al pescador
Con las manos extendidas
Y la mirada muy triste
Como pidiendo un favor
No destruyan hijos míos
Lo que con amor les doy

 

Y como buen gabotero
Ya me les voy despidiendo
Pero váyanlo sabiendo
Mi rancho no tiene rueda
Sólo en la puerta un bracero
Con la calderita hirviendo. “
DE ARRIBADA
“Canturriando un chamamé
Voy arribando las cañas
Soy gabotero sin mañas
Para los remos compadrón
Con una meta fija
De llegar al boquerón

 

Voy hacer una ranchada
Tan sólo por un momento
Pa´ tomar unos amargos
Mientras va pasando el tiempo
Apenas dentre la luna
Voy a cumplir con mi intento
De una larga linterneada
Si es que no me sopla el viento
Espero que no me falle Por ser vieja mi escopeta
Que son pocos los cartuchos
Que tengo para cambiar
Tres son con perdigones
Y dos con palanquetas
Así me agarro el lucero
Con dos carpinchos casados
Por la tarea cumplida
Le doy gracias a la vida
Por sacarme de este aprieto
Que me tenía preocupado

 

Después de vender los cueros
Y carne para churrasquear
Grande va a ser la provista
Que al turco le voy a comprar…
CORAZON DE MADERA
“Hoy después de tantos años
Ni sé cuantas primaveras,
Voy a escribir estos versos
A un corazón de madera

 

Vieja canoa compañera
De mis alegrías y mis penas
Que mi padre la apodo
Con el nombre de la “Nena”
Que con letras rojas lucía
A la altura del castillete
Aquel que era el dormitorio
Cuando el sueño me vencía
Fuiste cuna y juguete
Y tal vez el andador
Con vos aprendí el oficio
Que llevo muy orgulloso
De haber sido pescador
Con vos conocí el camino
De los pesqueros famosos
Las cañas, el campo grande
El sauce, los laureles,
Y el profundo pantanoso
Que con mis ojos de niño
Lo veía majestuoso

 

Pero el tiempo es tan malvado
Que todo va destruyendo
Tus tablas fue carcomiendo
Hasta verte destrozada
Sólo ha quedado en mi alma
Tu imagen bien amarrada…

 

En la última página Carlos Camino se despide, confirmando su renuncia a ninguna pretensión y dice:

 

“Esta es la última hoja
De una precaria carpeta
De este viejo pescador
Que cantando sus vivencias
Por un rato fue poeta

 

Tal vez alguien lo recoja
El día de mi partida
Como un preciado recuerdo
Porque tiene algunas hojas
Que les he contado mi vida

 

Si la ven con malos ojos
Por favor no la critiquen
Que está hecha con amor
Que más se puede pedir
De este viejo pescador…”

 

Caminito el pescador

 

 


Sobre el autor



Volver arriba ↑
  • Apoyan este emprendimiento