Artículos no image

Publicado en enero 2nd, 2013 | por Editor

0

Escritores opinan sobre Dios

El neurocirujano británico Jonathan Pararajasingham tuvo una idea: reunir en un film (Speaking About God) las intervenciones de treinta escritores contemporáneos opinando acerca de El.

Existe vida más allá de la muerte? ¿Estamos contemplados en algún intrincado y desconocido plan trazado por una mente superior? Hasta el día de hoy, si bien las regalías son generosas, las certezas son intangibles. Treinta escritores, evangelistas del desencanto, opinan sobre la idea y el concepto de Dios, una presencia fugitiva y omnipresente en la vida de todos los seres humanos.
Arthur Clarke, novelista de ciencia ficción
—¿A qué se refería cuando fue acusado de haber dicho al Nuncio Papal: “Yo no creo en Dios, pero estoy muy interesado en él”?
—Bueno, supongo que no había hecho mis apuestas todavía. Hace 200 años, cuando Napoleón estaba hablando con Laplace, quien publicó su teoría del universo, le dijo: “Dios no está contemplado en ella”, a lo que Laplace respondió: “Señor, no tengo necesidad de semejante hipótesis”.

Nadine Gordimer, Premio Nobel
“Si vas a ser escritor, tienes que volver a lo que dije antes: naces con determinadas características, con una tremenda capacidad de observación, una profunda curiosidad por la vida, no estás preparado para las respuestas fáciles. ‘Si eres una buena niña, irás al cielo’ o ‘Dios te cuida’, como nos decían las maestras.”

Ken Follet, autor.
“No soy una persona espiritual, soy muy práctico. Muchos de mis amigos hablan de inspiración, de una musa, y cuando escriben sienten que entran en contacto con algo espiritual. Más bien lo contrario, soy un gran planificador, me gusta saber de antemano qué escena voy a escribir, qué es lo que ocurrirá ahí mismo. Así es como el proceso de escritura funciona: básicamente es darse cuenta y darle vida a una escena que ya planeé.”

Isaac Asimov, novelista, historiador y bioquímico.
“Al menos en lo que se refiere a la razón, hay un método de transferencia, un sistema de argumentación racional que sigue las leyes de la lógica con las que muchas personas están de acuerdo, de modo que racionalmente existe lo que llamamos argumentos convincentes. Si localizo ciertos tipos de pruebas, incluso de las personas que no estaban de acuerdo conmigo, se verán obligadas a rendirse ante la evidencia.
Pero cuando vamos más allá de la razón en la fe, no existe tal cosa como una evidencia convincente. Incluso si se tiene una revelación, ¿cómo se puede transferir esa revelación a los demás? ¿Con qué sistema?”

Wole Soyinka, escritor, Premio Nobel.
“No soy un hombre religioso pero respeto y aprecio la dimensión espiritual de la humanidad que lleva a la formación de la religión. Desde que hay tantas religiones en el mundo y un solo ser humano, una humanidad y los reclamos fundamentales de la humanidad tienen que dejar un precedente sobre los de la religión.”

Douglas Adams, escritor de ciencia ficción.
“Siempre nos preguntamos por qué buscamos la intención que nos rodea, porque siempre está la intención: hacemos las cosas con intención. Hervimos un huevo con la intención de comerlo. Así que nos fijamos en las rocas y en los árboles, y nos preguntamos cuál es la intención aquí a pesar de que no la tienen. Entonces, ¿cuál fue la intención de la persona que creó el mundo? Y es en este punto donde decimos: ‘Bueno, encajo muy bien aquí’. Las cuevas, el bosque, los ríos, los mamíferos, ¡están hechos para mí! No hay otra conclusión a la que podría llegar. Pongamos, por ejemplo, un charco: un charco se despierta una mañana –sé que no tiene sentido pero permítanme, soy un escritor de ciencia ficción– y se encuentra en el mundo preguntándose: “Bueno, vaya agujero interesante éste, encajo muy bien, muy pulcramente, muy preciso todo, me queda asombrosamente bien, ¿verdad? Tiene que estar hecho para mí’.”

Iain Banks, escritor de ciencia ficción.
“Como ateos, pensábamos que la religión era manejada en reversa, ‘escondidos en las sombras’. Bueno, son todas tonterías, ‘olviden lo que dijimos’, pero no, como lo demuestra el caso de los Estados Unidos, que están chiflados. La religión es dar un paso atrás en razón y racionalismo. La fe es creer sin razón, es darle la espalda al razonamiento.”

Jose Saramago, Premio Nobel.
“Dios manda a Abraham a matar a su hijo Isaac para probar su fe. Esto ya tiene que ser suficiente para alejar de nuestras mentes la idea de un Dios.” Saramago no está enojado con Dios, ¿cómo podría? En sus 86 años de vida, Dios no ha sido más que un invento del hombre. “Si Dios no existe, como así lo creo, pues Dios no existe, no hay ajuste de cuentas con alguien o algo que no existe. Lo que es realmente perturbador es que Dios sea un invento del hombre y es el mismo hombre esclavo de su creación.”

Philip Roth, escritor, Premio Man Booker.
—¿Se considera usted una persona religiosa?
—No, no tengo un hueso religioso en mi cuerpo.
—Entonces, ¿usted se siente como que no hay un Dios allá afuera?
—Me temo que no es así, no.
—Usted sabe que la gente dirá: “Oh, Dios mío, es una cosa terrible la que ha dicho”.
—Cuando todo el mundo deje de creer en Dios, éste será un gran lugar.

Germaine Greer, escritora y feminista.
“Como la mayoría de los católicos, no creo en Dios. En realidad, a los católicos no les gustará que diga eso, pero de todos los católicos debo ser la menos católica ya que no puedo encontrar a Dios. Pero la idea, la alternativa a la tradición judeocristiana, es o bien cero o islam, pero eso no tiene sentido, es absurdo. Resulta que no hay filosofía sin cristianismo o no hay valores morales sin cristianismo, pero lo que verdaderamente no hay es lo que llaman –mal visto desde mi perspectiva– humanismo. Yo hubiera pensado que nuestros mayores logros y mejoras sociales y justas son por gente secular, no por valores cristianos, sino porque son valores en sí mismos. No son cosas buenas porque complacen a Dios, son buenas porque son buenas. Estas son las cosas que ha logrado la sociedad y aún están ahí. No creo, para los desilusionados del cristianismo, que la opción sea convertirse al islam. ¡Vuélvanse racionales! Fin del tema.

Gore Vidal, novelista y activista político.
“Oh, creacionistas. ‘El gran Creador’… Me gustaría que alguien llevara al Creador a la televisión para que muestre la espina humana. ‘¿Está orgulloso de lo que ha hecho aquí, Señor Creador?’. No encontraría palabra más que ‘mea culpa, mea culpa, mea culpa. ¿Qué he hecho?’.”

Terry Pratchett, novelista.
“Si miramos el mundo de hoy, encuentro más difícil creer en la gente que creer en Dios. Sí, me llamo a mí mismo un humanista. Más que nada porque si existe algún tipo de inteligencia detrás del universo, está tan lejos de nuestro entendimiento que debemos actuar como si no estuviera ahí y pensar que no le importa qué tipo de alimentos tomamos los viernes. Yo estoy muy seguro de que no hay nada. Leo Ciencia Popular de punta a punta. Es todo muy raro: pensar que el arcángel Gabriel se puede aparecer en cualquier momento…”

Andrew Motion, poeta.
“Fui criado en el seno de una familia anglicana y acudía a la iglesia de niño. Luego me interesé por el catolicismo, lo que parecía el siguiente escalón lógico. Desde ese momento, mi fe tuvo altibajos, más bajos que altos.”

Arthur Miller, dramaturgo, Premio Pulitzer.
“Filosóficamente, si puedo usar esa palabra, me parece patente que lo que el hombre ha hecho bajo el cielo ha sido para proyectarse en las alturas donde puede devenir un ser todopoderoso, ya que allí, en un entorno moral decente y vengativo, podrá realizar todo lo que no le está permitido hacer en la Tierra.”

Michel Houllebecq, novelista, Premio Goncourt.
“Francia es un país laico, comprensivo, con derecho a la religión. Así fue como decidí no involucrarme y no tener que pedir perdón por eso.”

Ian McEwan, novelista, Premio Man Booker.
“Si uno lee un texto sagrado, ahí se dice cómo comenzó el mundo, o cuál es la relación entre determinado Dios del cielo y uno, lo que reduce la curiosidad del lector, la humana necesidad de desentrañar los misterios. Basta con decir: ‘Bueno, es un misterio, o la mente de Dios nadie puede leerla, o los caminos de Dios son misteriosos’. Limita una fuente de asombro. Una vez más, me gustaría reivindicar a los ateos por un sentido mucho más grande, de intenso interés y conexión con el mundo. Un sentido consciente de sus maravillas, pero de maravillas que podemos conocer y desentrañar con deleite. Dar un paso sobre la huella de la obra de otro para comprender lo curioso, complejo y fascinante que es el mundo. La belleza del mundo no es evidente para mí en el islam, en el cristianismo o en cualquiera de las religiones principales. Me parece como si mentalmente te ataran una mano detrás de la espalda, clausurándote el libre espíritu inquisidor.”

Martin Amis, novelista.
“Si se rechaza la razón, por un momento todo es posible; uno está en otra dimensión, en otro universo. Y la revuelta contra la razón funciona porque la ciencia se vuelve tan horripilante y temerosa en el siglo XX con Freud y Einstein diciéndonos que el mundo es irracional o Freud diciendo que la psique es inconsciente. Esa revuelta contra la razón lo es también hacia la moral ya que está basada en la misma razón y luego todo queda permitido. Eso da poder, le da a un culto muerto su impulso, una filosofía de escape, y ahí es donde se pone en funcionamiento. Fíjense si no en el eslogan talibán: ‘Verdadera razón para Dios’.”

Margaret Atwood, novelista y poeta, Premio Book Prize.
“Lo que queremos, lo que tememos, lo que queremos tener, lo que no queremos tener para nada. Por ejemplo, el cielo y el infierno: el cielo, lo que queremos, el infierno, lo que no queremos. Siempre quisimos volar, pero los dioses vuelan, nosotros no. Pero todo lo que hacemos, cada pieza de tecnología que creamos, son una extensión de deseos humanos o temores por igual. Y esos deseos y esos temores realmente no han cambiado y han estado desde siempre con nosotros.”

Salman Rushdie, novelista, Premio Booker.
“Las religiones están para contestar estas dos preguntas: de dónde venimos y ahora que estamos acá cómo debemos vivir. En mi opinión, esa primera pregunta es la que está mal: ¿De dónde venimos? Hay historias maravillosas, el Génesis lo es, el mito hindú de Shiva también, los mitos nórdicos, todas son historias maravillosas, lo repito, pero son eso: historias. No son ciertas, no son de verdad, son ficciones. Y en lo que se refiere a la cuestión ética, no quiero que sea un cura quien me diga qué hacer. En tanto y en cuanto haya una religión a cargo de cuestiones éticas, aparecen las inquisiciones, los ayatolás, la opresión. Entonces, desde este punto de vista, el mío propio, no respondo a estas dos grandes preguntas sobre la vida desde esa óptica, busco en otro lado.”

Norman Mcgraig, poeta.
—Ha sido ateo toda su vida, ¿qué lo ha mantenido tan convencido?
—¡La razón! No puedo creer en el dogma cristiano en absoluto. No tengo ningún tipo de fe. Es una fe angustiante, basada en creer en algo que no se puede probar. Soy un escocés pragmático, me atengo a las pruebas.

Martin Ridley, escritor.
“Creo que mientras más descubrimientos, más misterios. La ciencia es el negocio que genera misterios. No estoy de acuerdo con la parte final del argumento porque el misterio lo resuelve Dios, no encuentro la conexión lógica. Todos estos misterios, todas estas preguntas sin respuesta… pero de ahí a decir que todo lo que hemos aprendido sobre la vida, los planetas, etc., ha demostrado que lo suyo es inútil hay un trecho. Es erróneo, está mal.”

Philip Pullman, escritor.
“Es un error entablar conversación con los creyentes apasionados, no vas a cambiar su mente en absoluto y tampoco estoy interesado en eso, realmente. (Dios) Es un mito. Trato el tema como algo sobre lo que tengo el derecho a expresarme y contarlo como una historia más. Es un bien cultural que nos pertenece a todos. No voy a estar yo pisoteando ningún dios sagrado puesto que me pertenece, le pertenece a todo el mundo.”

Howard Brenton, dramaturgo.
“Creo que deberían estar las iglesias y las mezquitas fuera del Estado y el Estado fuera de ellas. Han sido siempre situaciones desastrosas, lo fueron en el siglo XIX; en ese tiempo para tener un grado académico debías ser parte de la Iglesia británica. Si superamos eso, deberíamos hacer lo mismo con esto. Vayan a misa, a clases dominicales, o cualquiera que sea el ritual o la fe en la que crean, pero el Estado no debe estar inmiscuido, no deben esperar que el Estado los ayude y dejarlos solos.”

Harold Pinter, dramaturgo, Premio Nobel.
“Me encontraba en el hospital sin poder respirar, respirando verdaderamente mal, fue un momento muy duro, difícil de lidiar con él, pero sentí el espíritu dentro de mí. No soy un tipo religioso, en absoluto. No sé cómo ocurrió semejante experiencia.”

Theodore Dalrymple, escritor y psiquiatra.
“Considero que la religión está muerta en Inglaterra, realmente. Hay un pequeño renacer de la Iglesia Pentecostal y si acudes a sus misas, verás gente buscando respuestas a sus eternas preguntas o porque tienen a alguien muy enfermo. Sí creo que la religión es una parte importante que mantiene unida a la sociedad. Esto es muy difícil para mí porque no soy religioso. Cuando veo las religiones en Estados Unidos, me pregunto qué significan realmente, en qué creen.”

Roddy Doyle, novelista, Premio Booker.
“Viviendo en Irlanda, es imposible, como escritor y como ciudadano, aunque me gusta vivir ahí a pesar del florecimiento; quiero decir, lo de las cenizas volcánicas del volcán Eyjafjallajökull fue una buena noticia. No hay nadie a quién culpar, la economía, el cambio climático, un fenómeno… Como ateo, no tengo a quién culpar.”

Redmond O’Hanlon, escritor.
—¿Podría decir que lo que fue la Biblia para su padre lo ha sido El origen de las especies de Darwin para usted?
—Sí, excepto que fue basado en generaciones de ciencias silenciosas, de gente tranquila pensando realmente sin ningún tipo de patrañas envueltas, sin quimeras, sin hacedores de mitos absurdos, nada de encubrimientos ridículos del miedo. Todas las religiones se componen de cobardías pretendiendo ser realidad. No nos gusta pensar que indudablemente vamos a morir, en eso se basan todas las religiones: miedo a la muerte.

Diana Athill, editora y escritora.
“Yo creo ser atea, o de cualquier manera agnóstica. No siento temor por la muerte como la gente cree que debe tenerlo porque no tengo miedo de irme a dormir y así es como me lo imagino, yéndome a dormir para siempre. Cualquiera que sean los hechos, ningún ser humano sabe cómo empezó todo, qué te mantiene vivo, qué es la vida, nadie lo sabe, pero existe, ahí lo tienes, así fue siempre y así será. Entonces, ¿por qué no aceptarlo?”

Christopher Hitchens, periodista y escritor.
“Digamos que el consenso es que nuestra especie, siendo los primates superiores, el Homo sapiens, ha estado en el planeta durante al menos 100 mil años, quizá más. Francis Collins dice que tal vez 100 mil. Richard Dawkins piensa que un cuarto de millón. Me quedo con 100 mil. Entonces, con el fin de ser cristiano, se debe creer que por 98 mil años nuestra especie sufrió y murió, la mayoría de sus hijos morían en el parto y las demás personas tenían una vida estimada de 25 años. La hambruna, la lucha, la amargura, la guerra, el sufrimiento, la miseria: todo eso por 98 mil años. El cielo mira esto con completa indiferencia. Y luego, 2 mil años atrás, piensa: ‘Ya es suficiente. Ha llegado el momento de intervenir’, y la mejor manera de hacer esto sería condenar a alguien a un sacrificio humano en algún lugar de las partes menos cultas de Oriente Medio. ‘No vamos a apelar a los chinos, por ejemplo, donde la gente puede leer, estudiar las pruebas y tener una civilización. Vayamos al desierto y tengamos una revelación’. Esto no tiene sentido, es una tontería. Una persona pensante no puede creer esto. ¿Por qué estoy contento en este caso? Por poder destacar el punto de maldad del cristianismo. Porque creo que las enseñanzas del cristianismo son inmorales. La idea central es la más inmoral de todas: la de la redención vicaria. Uno puede achacar sus pecados a otra persona, vulgarmente conocida como chivos expiatorios. Puedo pagar tu deuda si te quiero, puedo hasta cumplir tu condena en prisión si te amo, puedo ofrecerme como voluntario para hacerlo. Pero no puedo redimirte de tus pecados porque no puedo abolir tu responsabilidad al respecto, y no debería yo ofrecerme a hacerlo tampoco. Tu responsabilidad tiene que permanecer contigo. No hay redención vicaria. No hay muy probablemente de hecho redención alguna en absoluto. Es sólo una parte del deseo de futuro, y no creo que ese pensamiento de ‘deseo de futuro’ sea bueno tampoco. Se llega incluso a contaminar la cuestión central, la palabra que acabo de emplear, la palabra más importante de todas: la palabra ‘amor’, haciendo el amor obligatorio, al decir que debemos amar. ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’, algo que en realidad no se puede hacer. Siempre se quedarán cortos, entonces siempre serán culpables. Dicen que se debe amar a alguien a quien también hay que temer. Es decir, un ser supremo, un padre eterno, alguien a quien hay que tenerle miedo pero amarlo también. Si falla en esta tarea, usted es de nuevo un pecador miserable. Esto no es mental o moral o intelectualmente saludable. Y eso me lleva a la última objeción: se trata de un sistema totalitario. Si hubiera un Dios que hace estas cosas y puede exigirlas de nosotros, y fuera él eterno e inmutable, estaríamos viviendo bajo una dictadura ante la cual no hay apelación, que nunca se podría cambiar ya que sabe qué pensamos y nos podría condenar por delito de opinión, nos condenaría al castigo eterno por las acciones que están condenados a tomar de antemano. Todo esto en la ronda, y podría decir más, pero es excelente que no tengamos ninguna razón para creer que nada de eso es cierto.”

Tariq Ali, escritor.
“Yo creo que la Iglesia es una institución y como tal tiene un líder, el Papa en este caso. Entonces, cuando dentro de esta institución existe violación y atropellos en contra de los niños, alguien tiene que responder. Y no hay dudas de que el Vaticano ha tapado enormemente durante tres o cuatro, o vaya a saber Dios cuántas décadas, toda esta cuestión. Y claro que no sólo la Iglesia Católica. En los 70 ocurrió con los Kincora en Ulster. Creo que hay preguntas que deben ser respondidas y es el Papa quien debe hacerlo ya que es quien lidera la Iglesia.”

Traducción: Lala Toutonian.

Fuente: http://www.perfil.com/ediciones/2012/12/edicion_741/contenidos/noticia_0084.html


Sobre el autor



Volver arriba ↑
  • Apoyan este emprendimiento